CENTRO DE TRABAJO

CENTRO DE TRABAJO
CENTRO DE TRABAJO

viernes, 29 de diciembre de 2017

EN ESTE BLOG PARA SEGUIR LEYENDO ESCRITOS
MIOS Y TESTIMONIOS VARIOS DEBEREIS
AL FINAL DE CADA PAGINA PINCHAR EN: 
Entradas antiguas 
PARA SEGUIR LEYENDO SIEMPRE
AL FINAL DE CADA PAGINA PINCHAR EN:   Entradas antiguas

Algunos pacientes aún pasando muchísimos años nunca olvidan
el bien recibido. Manuel   **************************************
Buenas tardes: Me llamo José Manuel González Rodríguez y mi teléfono es 618 882 233..Nunca me olvidaré los años que han transcurrido desde aquel dia ( más de 20 años)  que teniendo usted la consulta en San Martín de Valdeiglesias acudí porque tenía un hormigueo en un pie con fuertes dolores que no me dejaba dormir ni me dejaba vivir acudía a una de sus consultas pues un vecino me dijo que salió un chico de un tratamiento que le hizo que entro con muletas y salió andando esto me lo contó un buen amigo iraní y entonces aquello me dio mucha fe y acudí a su consulta ya han transcurrido más de 20 años y no he vuelto a sentir aquel dolor tan infernal le deseo larga vida y que siga haciendo tan buenas obras de salud como hizo en mí. Nunca me olvidaré de el bien que mi hizo y a pesar de los años transcurridos nunca he vuelto a quejar de aquella patología que usted tan afortunadamente me quito con solo tocarme. He visto ahora su blog y no he tenido más remedio que escribir la experiencia que tuve de Sanación tan espectacular y en una sola sesión  así que si le parece bien Hermano Manuel puede publicarlo con mi nombre y Teléfono para que aquellos que tenga alguna duda confíen en el buen hacer que usted tiene para todas las enfermedades que trata con tanto acierto, he leído  tantos testimonio en su blog que quería que el mío figurase en su blog, ya he leído varios de Fibromialgia, Migrañas, hernias discales, y algunos de otras muchas enfermedades.Le deseo larga vida para que pueda remediar a tantas personas que necesitan de su ayuda y le deseo sea muy feliz en la Tierra, ya que  el Cielo se lo tiene ganado.
Un fuerte abrazo de quien mucho le aprecia José Manuel González Rodríguez telf.. 618 882 233, si alguien se quiere poner en contacto conmigo que no lo dude, yo le  informaré.
 

miércoles, 27 de diciembre de 2017


 
José Luis Casablanca

pepeluis49@yahoo.es

  Para mmimbreromota@hotmail.com

De:
Jose Luis Casablanca (pepeluis49@yahoo.es)
Enviado:
viernes,
Para:
mmimbreromota@hotmail.com
ME llamo JOSE LUIS CASABLANCA GOMEZ vivo en MONTIJO BADAJOZ y mi teléfono es 685753594 fui a la consulta de NATURAPATA y SANADOR JESUS MATEO porque tenía tres hernias de disco y los dolores no me dejaban parar después de ir cuatro veces estoy completamente recuperado y me he hecho una resonancia en el hospital PERPETUO SOCORRO DE BADAJOZ y me han desaparecido por lo que le quiero agradecer a JESUS Y a su padre el hno. MANUEL mi más sincero agradecimiento muchas gracias amigo JESUS Fdo. JOSE LUIIS CASABLANCA
***********************************
*********************************************************


esta señora se llama Milagros Mota y pienso que es de mi familia de Villagarcia de la Torre
si alguien la conoce que me de razón de ella
La imagen puede contener: una persona, de pie, árbol, calzado, cielo, exterior, naturaleza y agua
para seguir leyendo pinchar siempre aquí abajo en:
Entradas antiguas

martes, 26 de diciembre de 2017


ESTA SEÑORA PACENSE DE BADAJOZ FUÉ CURADA DE.............. F I B R O M I A L G I A...EN MI BLOG ENCONTRAREIS SU TESTIMONIO Y EL DE SU MADRE RECIENTEMENTE....  TAMBIEN CURADA DE SU APARATO DIGESTIVO INCLUIDA LA VESUCULA BILIAR... EN MI BLOG TAMBIEN TENEIS UN TESTIMONIO SUYO  Y EL DE LOLI PEREZ GAÑÁN...el telefono de Loli es 606 908 880 su madre Emilia Gañán Garcia con el teléfono.... 924 257 723

sábado, 23 de diciembre de 2017

UNAS FELICES NAVIDADES LES DESEO A TODA LA HUMANIDAD. VUESTRO HERMANO EN CRISTO EL HERMANO MANUEL
*******************************


  









Señor Todopoderoso, cuantas gracias tengo que darte, ya que todo lo que pido me lo concedes,  gracias por todos los regalos que me has dado en estos días para mis hermanos de camino que tenían problemas varios, estoy muy agradecido y satisfecho por ser EL RECADERO DE DIOS y Te doy millones de gracias en nombre de todos los seres beneficiados de TU BONDAD INFINITA,  muchos están ya bien con los regalos que tu tan generosamente me has entregado y yo les he dado, seguiré siendo tu RECADERO para seguir entregando tan hermosos regalos, ya que tu labor Padre es maravillosa, por lo que vuelvo a decir que estoy muy agradecido de ser tu   R E C A D E R O  y vuelvo a darte mas millones de gracias por todos tus regalos. Te estoy eternamente agradecido de seguir entregando tanto bien a mis hermanos de camino necesitados.Vuestro hermano en Cristo. Manuel.

OS ACONSEJO LEER MUCHAS
PAGINAS PARA CONOCER
MEJOR NUESTRA
BENDITA LABOR



Para seguir leyendo pinchar aquí en:
 
Entradas antiguas
 
 
 





viernes, 22 de diciembre de 2017

UNA GRAN ALEGRIA PARA MI HA SIDO RECIBIR ESTE TESTIMONIO
 EL DIA DE HOY 22 DE DICIEMBRE DE ESTA
PERSONA DE NACIONALIDAD ITALIANO.
********************************************




Franco Greco Scerra Teléfono 665 765 903

Estimado Hermano Manuel Mimbrero Mota.
 Con la presente le quiero comunicar que me encuentro muy bien de mis hernias discales gracias a ustedes, Hermanos Manuel y  Jesús Mateo. Solo con un pequeño masaje, con una crema y las manos de Dios. A continuación también, con medicinas naturales que me dieron ustedes para mis dolencias. Con las cuatro sesiones en las que me he puesto en sus manos, la mejoría ha sido abismal. Le estaré agradecido eternamente por lo que han hecho por mí. Ya que antes no podía andar ni con muletas y ahora hago grandes paseos sin molestias y sin muletas.
 Si alguna persona quiere información solo podré dar buenas referencias sobre usted. Estaré a disposición de contar a cualquiera que lo desee, mi experiencia personal. Un saludo y les deseo Felices Fiestas a toda su familia y a toda la gente de buena Fe, un abrazo, Francisco. Telf. 665 765 903
*************************************************************************
Erica Carmona Cruz Y puedo dar Fe. Para la segunda visita yo misma te acompañé y le vi entrar casi sin poder tenerse en pie, con muletas, y después salir sin ninguna ayuda caminando y hasta el día de hoy, se encuentra muy bien.
************************************************
Angeles GOMEZ. Yuste  de San Martin de Valdeiglesias. Yo también doy fe de la curaciones del hermano Manuel.


    Hace muchos años la quitó los dolores de artrosis a mi madre. Después de que la tocara, nunca más la volvió a doler.
    Gracias hermano Manuel
****************************************************
************************************************* 

LOS.... M I M B R E R O.... en sus orígenes casi todos nosotros y nuestros antepasados procedemos del pueblo Extremeño de VILLAGARCIA DE LA TORRE, y los nacidos en este pueblo nos llaman "brujos" a todos, dado que en la antigüedad, hubo muchos Sanadores (Curanderos le llaman antes) (en mi familia los hubo) y este pueblo fue muy visitado por personas de toda España. Y del Extranjero. Un saludo a todos los Mimbreros y a toda la humanidad del Naturópata y Sanador Manuel Mimbrero Mota

************************************

SOY UN HOMBRE AFORTUNADO

PORQUE HAGO LO QUE SIENTO, Y  DISFRUTO HACIENDOLO



HAY POCOS S A N A D O R E S VERDADEROS ENCONTRARSE CON UNO ES......... UN SUEÑO PLANCENTERO NO ES QUE NO EXISTAN SI EXISTEN PERO NO ABUNDAN, POR ESO DIGO QUE ENCONTRARSE CON UNO ES UN SUEÑO PLACENTERO Y UNA GRAN SUERTE SER TRATADO POR UNO VERDADERO.
 
JESUCRISTO DIJO POR SUS OBRAS
LES CONOCEREIS
 


miércoles, 20 de diciembre de 2017

Bendecido eres Padre amado que me regalas un nuevo día, en que mis ojos y mi ser entero contemplan la belleza y magnificencia de tu creación, gracias mi Señor por todo lo que nos das. Padre, hoy te pido por la gente que vive en las calles, por los que tienen hambre y frío, y no tienen un lugar para resguardarse. Enciende sus corazones con la luz de tu amor y tu palabra, cúbrelos con tu manto sagrado, y resguárdalos bajo tu cobijo, tú que todo lo puedes mi Señor, sea así en tu nombre mi Dios, en el de tu amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesús, y por el Espíritu Santo, Amén.

lunes, 18 de diciembre de 2017

**********************************************************
 
FELICITACION DE CERSAR BALDES CURADO DE HERNIAS DISCALES CON ESTENOSIS SEVERA. 

 César Bardés bardcue@yahoo.es
Para: mmimbreromota@hotmail.com
Hoy,18-12-2017 12:25 Usted

Estimado Hermano Manuel:
...
Ante todo, espero que esté bien. Sólo quería desearle una Feliz Navidad y un Año Nuevo lleno de ilusiones y deseos hechos realidad y, que, por supuesto, siga curando a tanta gente que lo necesita porque sé que eso le hace muy feliz.
Un abrazo enorme y todo el cariño.
César
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
********************************************************************* 
 
CURACION DE HERNIA DISCAL CON ESTENOSIS SEVERA
 
SOY CÉSAR BARDES CUELLAR C/ TAMPICO 3 MADRID TEF. 91-7429632 Y 645364616
 
Estimado Hermano Manuel:
 
Siempre tuve la intención de enviar una carta como prueba de mi agradecimiento por todas sus preocupaciones y desvelos ante mi enfermedad. Mi última consulta con usted fue el 27 de septiembre y, desde entonces, la vida se ha encargado de zarandearme con problemas legales y con una gripe que ma ha dejado con la mente en blanco y las ideas borradas.
Hoy estoy aquí, delante del ordenador, para dejar testimonio de mi caso y, también, de mi enorme agradecimiento ante todo lo que ha hecho por mí y quiero ser lo más sincero posible para que no haya lugar a equívocos de ningún tipo.
En el año 2007 comencé a tener intensos dolores de espalda que me afectaban también a la pierna derecha. Como consecuencia de ello, tenía problemas para estar prolongadamente de pie, para andar mas allá de diez minutos, para agacharme, para hacer una vida normal. Naturalmente, como todos habríamos hecho. Fue al médico. Se me hicieron pruebas, resonancias, radiografías y me diagnosticó una espondiloislistesis de grado II (es decir, un deslizamiento de la vértebra de casi un 50%) CON ESTENOSIS SEVERA ( o sea, dicho deslizamiento me apretaba el tubo neural y de ahí el dolor intenso en la pierna) .
Fui de allí para acá. Hubo dos meses durísimos de rehabilitación en los que la medicina decidió no tocarme nada y limitarse a prescribirme realizar unos ejercicios de cierta dificultad. El resultado es que, cuando salía de la clínica de rehabilitación, me sentía bien pero, al cabo de una hora, el dolor volvía con cierta virulencia.
Siguiendo consejos médicos, comencé a ir a natación. No había problema. Siempre he sido un buen nadador y no me costaba ningún trabajo seguir ese consejo. De cuarenta a cincuenta minutos dos veces a la semana. Me sentaba mejor ir a la natación que a la rehabilitación, esa es la verdad.
Después del periodo obligado del médico rehabilitador a médico diagnosticador, acabé en médico cirujano. Fue muy claro en su exposición: la única solución era operación en la que se me garantizaba entre un 60 y un 70% de éxito y la seguridad de que el problema se me reproduciría en un plazo aproximado de dos años.
Desesperado y sin saber qué hacer, mi única meta era intentar que el problema no fuera demasiado rápido amas, puesto que era de naturaleza degenerativa. Me aplique a los ejercicios redoble los esfuerzos de natación.. pero no podía hacer algo tan sencillo como arrodillarme a jugar con mi hijo de cinco años y lloraba en silencio porque no quería que nadie me viera debilitarme poco a poco.
Mi mujer, por mediación de una compañera ( y ya estamos en el 2009) , me habló de un naturópata sanador, el Hermano Manuel. Ella, con su empuje natural, me insistió: ¿por qué no probamos, César? No tienes nada que perder”. Yo estaba muy escéptico. Hay mucho farsante entre la naturópatia y la homeopatía y demás profesiones no reconocidas oficialmente y además había una razón más para mi escepticismo: Se hacía llamar Hermano Manuel lo que me hacía sospechar que sería uno de esos farsantes que se esconden tras la religión para que la gente confíe cuando, en realidad, no te hacen nada.
Así pues, mi mujer me dijo que estaría bien porque podríamos ir a un bonito hotel por la zona. Pasar el fin de semana y así nuestro hijo podría estar un par de días en contacto con la Naturaleza, bañándose en una piscina cubierta. .. Bueno, César ¿Qué puedes perder?
Allí fuimos el fin de semana del 15 de marzo del 2009. Dejé a mi mujer y a mi hijo en el hotel y fui a la consulta del Hermano Manuel. Mi sorpresa fue enorme cuando me encontré a un hombre afable, de fácil charla, consumado anatomista (con sólo tocarme en la pierna derecha encontró cuál era el nervio afectado, me hizo un pequeño masaje y me mando unos medicamentos naturales. Me dijo que lo mío era bastante grave y que llevaría algo más de tiempo que una simple hernia discal pero que creía que era posible la curación. Ni una palabra de religión (y no me entiendan mal, soy creyente pero no estoy a favor del que utiliza la fe como la excusa para un negocio que se hunde en la raíces del timo), nada de Dios, nada de “pongámonos en las manos del Creador… simplemente me puse en las manos del Hermano Manuel. Recuerdo que charlamos, mientras me daba el pequeño masaje, de la vértebra que tenía muy hundida (en la zona afectada es donde más puso sus manos), de los cambios de tiempo que me afeitarían y me dijo con una cordialidad adorable “No dejes de ir a natación y sigue tomando la medicación. Eso ami no me estorbaba para nada”.
De regreso al hotel, tenía una sensación rara. Desde luego, no estaba curado y él me dijo que durante dos o tres días tendría molestias. Pero dentro de mi cuerpo, lo que yo notaba era como un engranaje que comienza a funcionar y que las piezas van encajándose con los consiguientes roces y lamentos mecánicos. Me metí en la piscina de invierno con mi hijo bastante optimista y, de repente, me dio un calambre en pierna derecha que me dejó paralizado. Era muy intenso. No había manera de pararlo. Me agarre a la barandilla. Hasta mi hijo se asusto porque estaba blanco de dolor. Fueron como diez minutos en los que no supe cómo parar esa tortura. Y he sido muy deportista y siempre he sabido cómo para los calambres, pero en esta ocasión, sólo pude apretar los dientes y los puños e intentar desviar la atención de ese dolor. A los diez minutos, el dolor pasó y yo me sentí como si me hubieran dado una paliza de tal calibre que, en cuanto cerré los ojos en la cama, me quedé profundamente dormido.
Aún así, lejos de arredrarme (estaba claro que el Hermano Manuel algo me había hecho aunque no sabía exactamente el qué), volví al mes siguiente dos veces. En una de ellas, tan sólo con sus dedos, parecía que me esta introduciendo unas agujas por la zona de la vértebra afectada. Salí muy mejorado. Le conté lo del calambre y me tranquilizó diciendo que “eso era muy buena noticia porque era la vértebra que estaba intentando ya colocarse”, Animado, volví en mayo, y otra vez más en junio. En esta ocasión pareció como que esta muy contento con cómo me encontraba (yo me sentía mucho mejor) y me dijo que volviese en septiembre para una visita más.
Durante el verano ocurrió algo maravilloso. Fuimos de vacaciones al nacimiento del Río Mundo, en Albacete. Para ver los chorros donde nace el río hay que hacer una pequeña marcha…. Y yo conseguí hacerla. Sin Dolores. Sin quejidos. Sin esfuerzos. Lo hice. Simplemente lo hice. Mi mujer y yo nos pusimos a llorar como niños porque siempre habíamos sido unos locos del senderismo y, naturalmente, la enfermedad no me dejaba andar mucho más allá de diez minutos. La marcha fue corta, de una hora y media, pero la hice. Dios mío, estoy escribiendo estas lineas y aún así se me saltan las lágrimas. Eso era algo que el año anterior, en el verano del 2008, no hubiera hecho ni queriendo. Hubiese dejado el coche en el parking y mi hijo y mi mujer se hubieran ido solos mientras yo me quedaba fumándome un cigarrillo en el coche. La hice. Puedo volver a andar. Podía volver a jugar con mi hijo. El Hermano manuel me recomendó andar sin forzar demasiado, pero que no dejara la natación y que, si tenia oportunidad, practicara algo de bicicleta. Lo hice. Seguí sus instrucciones. En todas las visitas. Ni una palabra de religión. Nada. Sólo hablar de sus vacaciones, de las mías, de lo bonito que es Cantabria, de las comidas…..
Volví el 27 de septiembre para la última visita. Me dijo que me había cogido con un desplazamiento de la vértebra de casi un 50% y ahora me lo dejaba en menos de un 10 %. Que, si quería, podía hacerme una resonancia y vería cómo estaba colocada. Que me cuidara, eso si, al menos hasta Navidades. Que siguiera con la natación. Yo estaba prácticamente con la voz secuestrada. No podía hablar. Sabía en lo más íntimo de mi corazón que de ue ni hijo era el primer agradecido porque podía hacer cosas con él. Saltar. Jugar. Revolcarnos en el suelo. Reír porque le aplasto en broma. Mi mujer es la segunda más agradecida porque creia que el resto de su vida iba a tener que cargar con una persona que, irremediablemente, tarde o temprano, iba a quedarse muy limitada en movimientos. Y, por supuesto, yo soy el tercero más agradecido porque el Hermano Manuel, con su sencillez, con su interés, con su enegía, con lo que sea que haga con sus manos siempre suaves, hizo que yo pudiera volver a andar con normalidad , que no tuviera que retorcerme de dolor en los días de lluvia, que pudiera recuperar mi cara que hasta los amigos más cercanos decían que me habia cambiado por el dolor continuo. Hermano Manuel, perdone mis dudas, mis faltas, mi defecto básico de pesimismo y de desconfianza. Usted me ha devuelto días de mucha felicidad al lado de los míos. Sé que si tengo otro problema, volveré a usted y me recibirá con esa afabilidad, esa humanidad que desprende mucho más allá que cualquier creencia y que, creo, que es su mayor tesoro. A mí usted, me ha curado ¿Hay algo mas grande que eso? Seis visitas para volver a colocar una vértebra. Y, estoy seguro, muchos más pensamientos para ayudar a que esa vértebra ocupara su sitio en mi cuerpo. Gracias a eso, tengo ánimos para afrontar los problemas que me puedan venir. Tengo ilusión para ayudar a mi hijo en lo que necesite. Tengo paciencia para acompañar la vejez de mis propios padres. Antes sólo tenía un dolor que no dejaba pensar.
Gracias, Hermano Manuel, no sólo por la curación. Sino por sus conversaciones tan fáciles. Por hacerme sentir tan bien sin disfraces que me hubieran hecho desconfiar a la primera de cambio. Por ser un amigo que ha intentan y conseguido que mi vida sea un poco más feliz, un poco más completa, un poco más plena.

Mi nombre es César Bardés. Soy crítico de cine del periódico “El pueblo de Albacete” y mi teléfono es el 645364616 para quien quiera confirmar este modesto agradecimiento.Hermano Manuel, un abrazo de alguien que no puede curar a otros, pero que si puede agradecer, escribir y acompañar
 
. Y tenga por seguro de que usted está siempre dentro de mi pensamiento, que no es sino la forma más modesta de ayudarle en esa agotadora tarea que se impone todos los días de su vida. Mis mejores deseos. Mis mejores felicidades. Mi mejor amistad. Gracias de nuevo y un abrazo muy sincero.

Existe la firma y Rubrica de este SR.
*************************************
Hay personas como estas (pocas) que son agradecidas demostrándolo a lo largo del tiempo y otras que se olvidan de ti para siempre. Gracias César por tu felicitación y gracias a las pocas que no se olvidan del bien recibido, de Dios a través del Hermano Manuel 
**************************************
Y ESTE ES EL ESCRITO QUE HIZO SU SEÑORA A RAIZ DE HABERSE CURADO SU ESPOSO CESAR BALDES, (Ella también se ha curado de varias cosas y una de ellas la ultima ha sido de los dos meniscos de sus rodillas relatado en otro lugar de este blog)  siento que tengáis que leer escritos tan largos pero como dije al principio merece la pena leerlos hasta el final así tendréis un conocimiento mas amplio de a quien vais a visitar.   Hermano Manuel
**********************************
 
ESCRITO ENVIADO POR LA SEÑORA DEL PACIENTE CÉSAR BÁLDES CURADADO DE HERNIA CON ESTENOSIS SEVERA

TELEFONOS 91-7429632 Y 645364616

       Querido hermano Manuel. 

No nos conocemos y, sin embargo, me permito encabezar así mi carta pues, sin usted saberlo, desde marzo del 2009 ocupa un lugar en mi corazón y en mis afectos. 

“Los caminos de Dios son inescrutables” y por alguna forma de Providencia ocurrió que yo le hablara a alguien de la enfermedad de mi marido y ese alguien me hablara de usted. 

Antes de eso estábamos desahuciados. La Seguridad Social no nos ofrecía más consuelo que el deseo de que la espalda de mi marido se deteriora lo más lentamente posible, algo que habría de pasar de forma inevitable. Ante nosotros solo se abrían perspectivas como la de operarse con los correspondientes riesgos y pocas posibilidades de éxito o la de paliar el dolor con infinitos medicamentos que le hubieran mantenido medio drogado. 

Yo insté a mi marido a acudir a usted. En primer lugar, no teñíamos nada que perder, en segundo lugar, el módico precio de su consulta me hizo pensar que usted no podía ser un charlatán.  

En cada ámbito de la vida hay gente auténtica y otra que no lo es y yo tenia la intuición de que usted lo era. 

Ahora se me imponía una difícil tarea: convencer a mi marido, escéptico por naturaleza, de que probáramos a acudir a usted. 

Según voy cumpliendo años cada vez va aumentando en mi la sensación de que todo en la vida responde a un orden establecido, todo ocurre por algo, las piezas van encajando y solo se sabe el porqué de cada cosa un tiempo después. La clave está en saber esperar a que todo se coloque. Deberíamos todos tener la capacidad de observar qué cosas son las que producen los desajustes, las enfermedades, etc., pero solo algunas personas, como usted, tienen ese DON. 

Como todo habia de encajar no fue difícil convencerle, Y fuimos. Y a partir de ahí solo puedo hablar de un A N T E S  y un  D E S P U E S: 

En el ANTES:

·     Un gesto de dolor tan continuo y permanente que todos los que le conocían                                     coincidían en que le había cambiado el carácter.

·     Una sombra de existencia condicionada por el ¿Cómo me levantare hoy? u ¡Ojala  no cambie el tiempo!

·     Un detenerse cada 10 minutos al andar porque las piernas no le respondían.
 

En el DESPUES:

·     Otra persona con mejor cara y mejor humo. Todos lo dicen.

·     Abandonado en el armario, el bastón que había hecho que a nuestro hijo otros niños le dijeran “Tu Papa parece un abuelo”

·     Un verano en el que hemos podido volver a andar y una emoción contenida por poder de nuevo hacer una ruta a pie.

·     Un padre que vuelve a poder montar en bicicleta y jugar con su hijo.

·        Y en el DURANTE ¿Quién es este Hermano Manuel que yo he ido conociendo por lo que a mi marido contaba?

·     Un hombre con unos conocimientos tan extraordinarios de la anatomía humana que en una primera sesión, a pesar de habernos olvidado de las radiografías en casa, va a tiro fijo poniéndolo el dedo sin dudar en el foco del dolor.
·     Un hombre con una capacidad extraordinaria para comunicar, con tanta psicología que le da en el clavo a su interlocutor (y le aseguro que con mi marido eso no es nada fácil)
·     Una persona con un DON especial. Consciente de tenerlo y capaz de usarlo en beneficio de los demás.
·     Alguien con suficiente energía interior como para mantenerse en equilibrio a sí mismo y devolvérselo a los demás.·      

Puede que a usted no llegue noticia ni de la mitad del agradecimiento que la gente a la que ha curado siente, sin embargo su consulta está permanentemente llena porque el “boca a boca” funciona y los sanados y sus familiares sentimos la necesidad y la urgencia de participar a otros nuestra experiencia con usted para que se beneficien también.

A los que le debemos tanto, perdónenos que lo transmitamos a otros con tanto entusiasmo que eso se convierta en un exceso de trabajo para usted. Entre otros acudió de nuestra parte un primo hermano (también llamado César) y se evitó tener que operarse de una hernia discal. Pero es que yo no paro de contar a todo el mundo el milagro que ha hecho con mi marido. 

No interprete como ingratitud el no haberle enviado este escrito antes. Ni siquiera ha de desalentarse que la gente olvide y no agradezca. Ya se  sabe lo cierto que es “que solo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena” 

Sirva esta carta como humilde signo de gratitud y ojala que el Dios que le ha dotado y ha hecho consciente de su capacidad de sanación le proteja y le de salud y fuerzas para seguir ayudando a mucha gente. 

        Muy agradecida María Cruz Benítez (Esposa de César Bardes)

                             TEF. 91-7429632 Y 645364616
*************************************************************************
SI CONTINUAIS LEYENDO PINCHANDO AL FINAL DE CADA PAGINA EN: Entradas antiguas Encontrareis el escrito de curación de los meniscos de Maria Cruz Benitez y el desalentador diagnostico médico
********************************************
PONGO A CONTINUACIÓN EL TESTIMONIO DE LA SEÑORA DE CESAR BALDES DE LOS MENISCOS
PARA FACILITARLE SU LECTURA
*****************************************************************
COPIO Y PEGO SEGUN VIENE ESCRITO. MANUEL

De:
 macbenitez8@gmail.com
Enviado:
 sábado, 20 de agosto de 2016 21:32:35
Para:
mmimbreromota@hotmail.com

  CURACION DE MIS MENISCOS

 
   Me llamo Mari Cruz Benítez y mi teléfono es 645 364 616 Acudí al Hermano Manuel porque tras hacerme una resonancia el traumatólogo me dijo que tenía los meniscos de ambas rodillas rotos. El traumatólogo recomendaba operar.   

    Esta no era mi primera experiencia de curación con el hermano Manuel, ya anteriormente me había curado una protrusión discal en una única sesión y tras visitarle otra vez desaparecieron unos pólipos nasales (cosa, según los médicos, imposible).   

    Todo esto por no mencionar cómo por aquel entonces yo ya tenía una fe ciega en él por haber curado a mi marido Cesar Baldes (periodista) de un problema grave de espalda (espondilolistesis con estenosis severa). Que no tenia solución médica y no podía ni andar y que lleva ya más de seis años curado sin ningún problema (relatado su curación en el blog del Naturópata y Sanador Manuel Mimbrero Mota, que ustedes encontraran su testimonio en algún lugar de este blog.   

   Sin embargo él detectó que, por alguna razón subconsciente, yo estaba menos receptiva esta vez.  

    En la primera visita me dijo que las rodillas no estaban ni de lejos como para operarlas y que las había curado mucho peores. En la segunda yo ya había mejorado algo, pero no del todo. En la tercera visita se sorprendió de que yo no le dijera que estaba perfectamente. Yo estaba bien pero le comenté que las rodillas me habían dolido un poco justo la semana anterior. Por eso decidió verme una vez más hasta comprobar que estaba curada del todo.    

     Al escribir esto acabo de salir de la consulta en la que poco antes he tenido esta conversación:

- ¿Qué tal te encuentras?
- Pues ya muy bien.
- ¿Ves?, ya te lo decía yo, aunque tú te resistías a creerlo.

   Han pasado algunos días. Es cierto que me cuesta concebir que un cartílago dañado se pueda regenerar, pero también es cierto que entre sus manos y los productos que me recetó (colágeno, calcio, silicio, vitaminas D-3 y K2 y varias cosas más), las rodillas me han dejado de doler. Y no solo eso, sino que no escatimo en caminar y hasta subir peñas y riscos como siempre he hecho en verano en mi pueblo.  

 Una vez más hermano Manuel, gracias por su sabiduría y por dedicar el don que usted tiene a ayudar a tanta gente con todo tipo de dolencias.

M Cruz Benítez Rubio
Tfno.: 645 364 616